sábado, 4 de enero de 2014

Atún "encebollao"



En época de atunes, esta receta era bastante común en las casas malagueñas. De ejecución muy sencilla pero resultado muy sabroso, os recomiendo que la hagáis en casa. Es importante no pasarse con la cocción del atún para que quede en su punto.


Ingredientes:

1/2 kg de atún
2 cebolletas o cebollas grandes
3 dientes de ajo
unos granos de pimienta negra
un manojito de perejil
dos hojas de laurel
una copita de vino blanco 
aceite de oliva
sal

Lavamos los filetes de atún y los cortamos en dados. Los colocamos en un recipiente con agua para que suelten toda la sangre posible y queden blanquitos.


Mientras el atún lo tenemos en agua, pelamos los dientes de ajo y las cebollas. Cortamos los ajos en láminas y las cebolletas en juliana. Ponemos las verduras a pochar en una sartén o cacerola con las hojas de laurel y la pimienta negra.

Normalmente en este tipo de recetas así como en escabeches se suele poner la pimienta negra en grano. Personalmente no me gusta ya que resulta bastante complicado retirarlas o si las servimos en el plato, nuestros comensales deberán quitarlas y comer atentos para no cometer el error de meterse alguna en la boca. Mi truco personal es añadir una abundante cantidad de pimienta recién molida. Dará el sabor necesario y nos ahorraremos las incomodidades de la pimienta en grano.


Cuando las verduras estén bien ponchadas, escurrimos los taquitos de atún, los salamos y los añadimos a la cazuela junto con la copita de vino blanco y el manojito de perejil entero.


El truco de esta receta consiste en no cocinar el atún en exceso. Debe quedar bien jugoso. Para ello, bajamos la intensidad del fuego y le vamos dando la vuelta con mucho cuidado para que no se nos rompa. 

Cuando se haya reducido todo el vino, apartamos y dejamos que el atún se termine de hacer con el calor residual.


Dejamos reposar unos 5 minutos y servimos retirando la ramita de perejil. Un plato sencillo pero muy rico!



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada