domingo, 16 de marzo de 2014

Tarta de dátiles, frutos secos, uvas y vino dulce de Málaga


Esta tarta llena de sabores malagueños es ideal para degustarla con familia o amigos. Podéis hacerla a vuestro gusto e incluir los frutos secos que más os gusten. Os la pongo como la hago pero ya sabéis que en cocina cada uno puede adaptar las recetas y darle su toque personal. El resultado es espectacular, os recomiendo prepararla en casa.


Ingredientes:

1 lámina de hojaldre
1 huevo
un tazón de crema pastelera o natillas
250 gr. de dátiles sin hueso
un puñado de higos secos
un puñado de nueces 
un puñado de pasas 
1 limón
3 cucharadas de azúcar glass
1 vasito de vino dulce de Málaga
Uvas limpias de semillas y piel
Dos cucharadas de mermelada de albaricoque


Comenzamos poniendo en un recipiente de horno redondo la masa de hojaldre. Pinchamos la base con un tenedor para que no suba en el horneado.


Rellenamos el hojaldre con garbanzos o habichuelas y pintamos los bordes con huevo batido. Metemos en el horno precalentado a 200º durante 15 minutos o el tiempo necesario para que se haga el hojaldre. 
Es importante poner las legumbres para que conserve la forma al hornearse y no caigan los bordes por el calor. 


Mientras el hojaldre está en el horno, picamos finamente los dátiles, las nueces, los higos secos y las pasas. Ponemos todo el conjunto en un cazo con el azúcar y el vino dulce de Málaga. Dejamos a fuego medio hasta que se haya hecho una pasta consistente.


Una vez hecha la base de hojaldre, dejamos que se enfríe y quitamos los garbanzos. 
Extendemos una capa de crema pastelera fría (es importante que esté fría para que no reblandezca el hojaldre, yo siempre suelo prepararla el día anterior) y la segunda capa con los frutos secos.


Colocamos las uvas. También se pueden poner unos gajos de naranjas o alternar ambas frutas.


Añadimos el zumo de un limón y metemos en el horno durante 15 minutos. 


Una vez sacada la tarta del horno, dejamos que se enfríe y pintamos toda la parte de la fruta con una mezcla de mermelada de albaricoque y agua que habremos preparado en un cazo llevándola a ebullición durante unos segundos. Este paso es para dar brillo a la tarta.

Servimos cuando se haya enfriado y a disfrutarla!!!


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada