domingo, 7 de junio de 2015

Sardinas a la teja


Uno de los pescados más típicos de Málaga son las sardinas, también conocidas por los malagueños como "manolitas".
 Existen muchos platos tradicionales cuyo ingrediente principal son las sardinas aunque algunos han caído en el olvido cediendo protagonismo a los afamados espetos de sardinas que podemos disfrutar a lo largo de toda la costa malagueña en los chiringuitos.

Las sardinas a la teja es uno de ellos así que lo rescatamos en Me sabe a Málaga y por supuesto, ahora que estamos en plena temporada de sardinas os lo recomiendo porque es un plato riquísimo y muy sano.

Como ocurre en casi todas las recetas tradicionales podemos encontrar algunas variantes como la de colocar en la base de la cazuela unas láminas finas de patata. En este caso no las he puesto porque he seguido al pié de la letra la receta que me envió un seguidor y amigo, Nazario así que desde aquí le agradezco su colaboración.




Ingredientes:

1 kg de sardinas medianas
2 cebolletas
4 pimientos verdes
4 tomates maduros hermosos
Orégano
Vinagre de vino
Harina
Azafrán
Sal
Aceite de oliva virgen extra

Comenzamos haciendo el sofrito de verduras. Para ello cortamos en juliana las cebolletas y los pimientos limpios de semillas. Los rehogamos en una sartén con un poco de aceite de oliva y un poco de sal.


A continuación preparamos el aliño de nuestra cazuela añadiendo un pellizco de orégano, azafrán , vinagre al gusto y un poco de aceite de oliva en medio vaso de agua. Mezclamos bien el conjunto.


Cuando la cebolleta comience a ponerse transparente agregamos al sofrito dos tomates pelados y cortados en dados. Dejamos que se hagan poco a poco.

Mientras tanto, limpiamos las sardinas quitándoles la cabeza, las vísceras y la espina central. Limpiamos bien para quitarles las escamas, sazonamos y reservamos.


En una cazuela (preferentemente de barro) espolvoreamos la base con un poco de harina y cubrimos con una parte del sofrito.


Vamos colocando las sardinas como veis en la imagen.


Cubrimos con la otra mitad del sofrito de verduras.


Volvemos a colocar otra capa de sardinas y añadimos el aliño que teníamos reservado en el vaso.


Cortamos en láminas finas el otro tomate y cubrimos las sardinas. Espolvoreamos con un poco de orégano.


Metemos en el horno a 200º y dejamos hasta que los tomates comiencen a dorarse, aproximadamente 20 minutos.

Dejamos reposar unos minutos y servimos bien caliente.


8 comentarios:

  1. Que plato mas delicioso, que me ha enamorado y lo tengo que hacer, por que soy una enamorada de las recetas de antes, y veo perfecto que la hayas rescatado. Un besico

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias María, eres muy amable. Seguro que te va a encantar este plato. Un beso!!!

      Eliminar
  2. Estos platos tradicionales me encantan, con toda seguridad resulta una comida deliciosa y la mar de sana.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu amabilidad, un beso!!!

      Eliminar
  3. Si te admiro por lo buena cocinera aun lo hago más por tu trabajo recogiendo las recetas de toda la vida. Muchos besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias guapa!!! Eres un encanto, besitossss!!!

      Eliminar
  4. Muy parecida se hacia en mi casa,pero la cazuela se ponía al fuego, era una receta de mi abuela malagueña de la sierra,y le llamábamos, Sardinas a la moruna.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. También se hacen a la moruna Nina, como dices es una receta muy parecida. Gracias, un beso!

      Eliminar