martes, 18 de octubre de 2016

Ajoblanco de mango


Como os podéis imaginar, esta variante del ajoblanco no pertenece al recetario tradicional malagueño. Se trata de un ajoblanco que me gusta mucho hacerlo en la época de mangos ya que su sabor afrutado y suave es una auténtica maravilla.

Se hace en un periquete y os lo recomiendo como entrante o primer plato en una comida ya que sorprenderá y le encantará a vuestros invitados. 


Ingredientes:

1 rebanada de pan cateto "asentao"
1 diente de ajo
Un "puñaíto" de almendras (100 gr. aprox.)
1 mango en su punto de maduración
Sal
Vinagre de vino
Aceite de oliva virgen extra

Comenzamos poniendo en remojo la miga de pan. Solo utilizaremos la miga tal y como se suele hacer en la receta tradicional del ajoblanco.

Pelamos el diente de ajo y le quitamos la parte central para que quede más suave nuestro ajoblanco.


Pelamos y cortamos el mango.


En un recipiente amplio ponemos todos los ingredientes junto con un pellizco de sal y un poco de vinagre. Trituramos con la batidora y cuando esté hecho le incorporamos un poco de aceite de oliva en forma de hilo sin dejar de batir para que emulsione y nos quede un ajoblanco bien trabajado y meloso. Añadimos agua hasta que tengamos la textura que nos guste.

Probamos para rectificar de sal o vinagre en caso necesario. Guardamos en el frigorífico para que se ponga fresquito.


A la hora de servirlo tenemos muchas opciones como acompañamiento. A mi me gusta servirlo con una tiras de jamón de pato tal y como veis en la imagen ya que el contraste de sabores es una delicia. También se puede servir con jamón ibérico, unas gambas a la plancha, un poco de nieve de queso de cabra, crujientes de queso, unas vieiras marcadas a la plancha o incluso un carabinero. Todo depende de vuestra imaginación y de lo que de de sí el bolsillo.

Espero que lo hagáis y me contéis!!! 


2 comentarios: