jueves, 23 de febrero de 2017

Chanfaina de Almogía


Etimológicamente hablando chanfaina es una palabra que proviene del árabe (samfoina) y significa sinfonía. De ahí su adaptación a comidas cuya característica principal es que todos sus ingredientes se conjugan en armonía para lograr un plato perfecto.

Existen muchos platos denominados chanfaina a lo largo de toda la gastronomía española. Dependiendo de la zona de origen se utilizan unos u otros ingredientes siendo muy comunes las casquerías tanto de cerdo como de cordero o cabrito.

En Málaga tenemos varios pueblos que tienen su propia chanfaina tradicional. Uno de los más conocidos es Totalán donde se celebra anualmente el día de la Chanfaina. Esta receta ya la tenéis publicada en el blog y aquí os dejo el enlace: 


En esta entrada al blog nos vamos a centrar en la chanfaina típica de Almogía, pueblo malagueño situado al borde de los Montes de Málaga. La base de esta receta la componen los espárragos y las patatas aunque hay algunas variantes en las que también se añade un buen lomo de bacalao desalado.

Ingredientes:

1 manojo de espárragos
3 patatas hermosas
1 huevo por comensal
Un puñado de almendras
3 dientes de ajo
2 rebanadas de pan cateto "asentao"
2 hojas de laurel
1/2 vaso de vino blanco
Pimienta negra molida
2 clavos
Azafrán en hebras
Sal
Aceite de oliva virgen extra
Vinagre de vino (opcional)

Comenzamos friendo el pan, los ajos y las almendras. Hacemos un "majaíllo" incorporando los clavos y la pimienta negra molida. Le añadimos un vaso de agua y mezclamos.


En la misma sartén freímos las patatas cortadas en dados y reservamos.


En una sartén rehogamos los espárragos cortados hasta que queden tiernos. Le agregamos el laurel.


Incorporamos las patatas. Le añadimos el vino blanco y esperamos unos minutos hasta que evapore el alcohol.


Agregamos nuestro "majaíllo" y el azafrán. Dejamos que se haga un poco sin para de mover para que no se nos pegue a la cazuela.


Hacemos unos huecos para incorporar los huevos y dejamos a fuego suave para que cuajen.


Añadimos un poco de sal y pimienta negra.

Hay quien le gusta ponerle un "chorreón" de vinagre justo antes de servirlo.

A disfrutarlo!!!


2 comentarios: