martes, 27 de junio de 2017

Navajas a la plancha


Hace unos días Ginés, amigo y vecino de Jaén se puso en contacto conmigo para darme a conocer el Aceite de Oliva Virgen Extra Ecológico que él elabora, VillaÓleo. Tengo que decir que tras probarlo tanto en frío como en alguna receta en caliente este aceite es auténtico oro líquido. Se nota el mimo y cariño que esta familia pone en la elaboración artesanal de su aceite que desde hoy os recomiendo y está entre los favoritos de mi cocina.

Si estáis interesados en adquirir una botella para disfrutarlo en casa o para vuestro negocio os dejo los datos y el contacto de Ginés:

VillaÓleo
Teléfono: 630 21 87 55
email: luisais1970@gmail.com

Cuando un producto es de calidad a veces lo mejor es disfrutarlo en toda su esencia y qué mejor y más malagueño que unas buenas navajas a la plancha. 

El inconveniente de las navajas es la cantidad de arena que suelen tener así que en esta entrada os voy a explicar cómo limpiarlas para que os queden perfectas.

Ingredientes:

1/2 Kg de navajas
Sal gorda
3 dientes de ajo
Un manojito de perejil fresco
1 limón
Aceite de Oliva Virgen Extra Ecológico de VillaÓleo

Comenzamos lavando las navajas bajo el grifo. Si alguna tiene rota la cáscara la quitamos.

Comprobamos con los dedos que están vivas tocando la parte que sale fuera. Si se mueve y se mete para adentro es que está viva y en perfectas condiciones para cocinarla.


En un recipiente alto ponemos agua y un buen pellizco de sal gorda. Removemos para que se incorpore bien y pasamos a colocar las navajas en posición vertical tal y como suelen estar en la naturaleza. Veréis cómo empiezan a filtrar el agua y poco a poco se irán limpiando. Deben estar sumergidas durante al menos un par de horas.

Si os fijáis bien podéis ver la cantidad de arena e impurezas que quedan en el agua.


Transcurridas las dos horas las lavamos de nuevo bajo el grifo y pasamos a hacerlas a la plancha.

Calentamos bien una sartén y colocamos las navajas.


En unos minutos las tendremos abiertas.


Preparamos un aliño picando muy finamente los ajos y el perejil. Añadimos un poco de zumo de limón y un "chorreón" generoso de nuestro oro líquido.


Servimos las navajas poniéndoles una cucharada del aliño sobre cada una de ellas.

A disfrutarlas!!! 


2 comentarios:

  1. Ana a mi de las malagueñas salerosas me gustan asta los andares, La Énologia no se estudia hay que mamarla no es una ciencia es un Arte que el viticultor lo lleva en la sangre desde que nace opinión de Hilario

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu comentario Hilario, un beso!

      Eliminar