jueves, 8 de febrero de 2018

Morcilla con tomate frito


Este sencillo plato es muy típico de los pueblos de interior de la provincia de Málaga. 

Para elaborarlo podemos utilizar cualquiera de las morcillas de nuestra zona como la rondeña o la conocida como morcilla lustre. Ya sabéis que todos los pueblos de Málaga elaboran sus propias morcillas y con mayor o menor diferencia todas están buenísimas y en cada lugar le dan su punto.

Es importante resaltar que el éxito de este plato reside en la calidad de los ingredientes que como podéis ver son muy pocos. Con la morcilla, un buen tomate frito, aceite de oliva virgen extra y para completar, las patatas y un par de huevos de corral tendremos una comida contundente y sabrosa de las que de verdad se disfruta en la mesa con un buen pan de pueblo y una copa de vino.

Ingredientes:

1 morcilla malagueña
2 cebolletas ó 1 cebolla dulce
Tomate frito
1 patata hermosa por comensal
1 ó 2 huevos de corral por comensal
Aceite de oliva virgen extra
Sal

Comenzamos picando muy finamente las cebolletas. Las ponemos a rehogar en una sartén con un poco de aceite de oliva y un pellizco de sal. Dejamos unos minutos hasta que comiencen a tomar un color dorado.


Quitamos la piel a la morcilla y la cortamos en rodajas. Las incorporamos junto a la cebolleta y dejamos que se hagan a fuego medio.


Cuando la morcilla esté hecha es el momento de agregar el tomate frito. Si quieres saber cómo hago el tomate frito paso a paso, aquí tienes la receta: RECETA TOMATE FRITO.


Dejamos la morcilla a fuego muy suave para que no se enfríe y mientras freímos en abundante aceite de oliva la patata cortada en bastones gruesos hasta que estén doradas. Después pasamos a freír los huevos. Sazonamos las patatas y los huevos.


 Servimos todo bien calentito colocando la morcilla sobre las patatas para que se empapen bien de toda la salsa. 

A disfrutarlo!!! 


No hay comentarios:

Publicar un comentario