martes, 29 de mayo de 2018

Cazuela de "papas" con pollo


La cazuela de "papas" con pollo es uno de esos platos clásicos en la cocina tradicional malagueña. Como suele ocurrir con las recetas de cazuelas, podemos encontrar muchas variantes. En este caso es muy conocida la cazuela de "papas" en ajopollo en cuyo caso no pondríamos la carne ya que las patatas van "viudas" y tampoco se añade al sofrito la cebolla, el pimiento ni el tomate.

Ni que decir tiene que esta cazuela está mucho más rica por la noche o al día siguiente porque el caldito toma cuerpo y tanto las patatas como el pollo cogen más el sabor del "majaíllo" y las especias.

Os recomiendo que hagáis esta cazuela en casa y me contéis!!!


Ingredientes:

5 patatas hermosas
1/2 Kg de carne de pollo (a mi me gusta utilizar contramuslos deshuesados)
3 dientes de ajo
Una ramita de perejil
Un "puñaíto" de almendras
1 rebanada de pan cateto "asentao"
2 hojas de laurel
2 clavos
Un pellizco de azafrán en hebras
Pimienta negra
1 cebolleta
1 pimiento verde
1 tomate rojo hermoso
1 copa de vino blanco
Caldo de pollo
Hierbabuena
Sal
Aceite de oliva Virgen Extra

Comenzamos cortando la carne de pollo en daditos. Ponemos un poco de aceite de oliva en una cazuela y rehogamos el pollo salpimentado hasta que tome un bonito color dorado.

Lo apartamos.


En la misma cazuela freímos el pan, los dientes de ajo pelados, las almendras y la ramita de perejil. Una vez fritos le agregamos un pellizco de sal, la pimienta negra molida, los clavos y el azafrán para hacer un "majaíllo".


Volvemos a nuestra cazuela y comenzamos a hacer el sofrito con el pimiento y la cebolleta cortados muy finamente. Vamos dándole con la espumadera para que todo lo que se haya quedado pegado en la base de la cazuela se ablande y se despegue para mezclarse con las verduras. Este paso es importante ya que es sabor que añadiremos a nuestro guiso.

Incorporamos las hojas de laurel.


Cuando la cebolleta comience a ponerse transparente es el momento de agregar el tomate pelado y cortado en dados. Dejamos unos minutos hasta que esté bien hecho.


Añadimos las patatas peladas y "chasqueadas". Damos unas vueltas y le incorporamos la copa de vino blanco. 


Tras unos minutos al fuego para que se evapore el alcohol del vino ya podemos agregar el "majaíllo", la carne que tenemos reservada y cubrimos con el caldo de pollo.

Dejamos hervir a fuego suave durante media hora aproximadamente, hasta que las patatas estén bien cocidas y el caldo tome consistencia.


Transcurrido ese tiempo probamos para rectificar de sal en caso necesario.

Justo al final se puede añadir un par de ramitas de hierbabuena.


Servimos calentito y a disfrutarlo!!! 


2 comentarios: