jueves, 11 de agosto de 2016

Fritura de verano


Para mi hablar de la fritura de verano es recordar todos los veranos que he pasado durante mi infancia y juventud en Torre del Mar, un pueblo maravilloso situado en la Costa de la Axarquía malagueña. 

Este plato que combina la fritura de pescados junto con verduras es una auténtica maravilla que bordaban en lugares como El Huerto del Apañao, El Huerto de la Toca o La freiduría La Cueva.

En la receta os voy a dar los trucos y consejos para que podáis hacerla en casa y os quede perfecta.


Ingredientes:

1/2 Kg de boquerones
300 gr de salmonetes
300 gr de gambas grandes
1/2 Kg de calamares
1/2 cebolleta o cebolla
2 pimientos verdes
1 berenjena
Aceite de oliva virgen extra suave para la fritura
Harina especial de frituras
Sal

Comenzamos limpiando los boquerones y los salmonetes quitándoles las cabezas y las vísceras. Ponemos en un recipiente sobre varias hojas de papel de cocina o en un escurridor para que eliminen toda el agua ya que es importante que estén bien secos antes de enharinarlos. Sazonamos y reservamos en el frigorífico. 

Dependiendo del pescaíto que haya ese día en el mercado podemos incluir unos jurelillos o sardinillas. Antiguamente solía hacerse con "morralla" y con chanquetes pero hoy en día está prohibida su pesca y comercialización.

También suele incluirse en la fritura de verano cazón o pintarroja que habremos tenido previamente en adobo.


Lavamos las verduras. Cortamos la berenjena en bastones. Los pimientos y la cebolleta se cortan en aros. Sazonamos y reservamos.


Limpiamos los calamares y los cortamos en láminas. También limpiamos las gambas quitándoles las cabezas y las cáscaras. Si son de tamaño grande es conveniente quitarles el intestino (Una tira de color oscuro) ya que resulta desagradable tanto la textura como el sabor. Sazonamos y colocamos en un escurridor.


Una vez que tenemos todos los ingredientes preparados podemos comenzar nuestra fritura. En primer lugar calentamos bien el aceite y comenzamos a enharinar los pescados. 

Es recomendable utilizar una harina especial para frituras. Un truco que se suele hacer es mezclar harina de trigo con harina de garbanzos en una proporción aproximadamente de 65% y 35% respectivamente. Esto hará que la fritura quede bien sellada, crujiente y no absorba aceite en exceso. 


A continuación pasamos por el cernidor para quitar toda la harina que sobra. 


Cuando el aceite esté bien caliente vamos friendo en pequeñas tandas para no bajar la temperatura.


Repetimos el proceso con todos los pescados y los vegetales. 

Servimos bien caliente y a disfrutarla!!! 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada