jueves, 19 de octubre de 2017

Tostas de bacalao confitado


Gracias a mi amiga y seguidora del blog Charo Hernando he tenido la suerte de conseguir los cuadernos de las recetas antiguas de doña Concha Molina Bueno, dueña de las famosas Bodegas Quitapenas de Málaga.

Como os podéis imaginar todas las recetas son un tesoro pero lleva su tiempo traducirlas (sí, digo traducirlas porque tanto las medidas, los ingredientes y muchos de los procedimientos están explicados en un castellano poco parecido al actual). Una vez reescritas, el siguiente paso es hacerlas y tras probarlas, adaptarlas a los gustos culinarios actuales con lo que todo este proceso conlleva un trabajo.

Vamos a empezar por una receta muy sencilla pero que el resultado es sorprendentemente rico, las tostas de bacalao. He hecho algunas modificaciones a la receta original ya que el bacalao iba frito en lugar de confitado y se servía acompañado de rebanadas de pan frito. Creo que es excesiva la cantidad de grasa y para hacer más sano el plato he optado por utilizar el pan tostado.

Os dejo aquí el manuscrito original de la receta:


Como terminación se le puede poner una tiras de pimientos asados o como en este caso, unos pimientitos picantes fritos. También quedaría muy bien una lámina de huevo duro. 

Como entrante en una comida o picoteo en una cena quedan divinas así que espero que las hagáis en casa y me contéis!

Ingredientes:

3 lomos hermosos de bacalao fresco o desalado
Aceite de oliva virgen extra
Sal
1 huevo
Zumo de limón
Rebanadas de pan recién tostado
Pimientitos picantes fritos o tiras de pimiento rojo asado

Comenzamos confitando el bacalao. Para ello colocamos los lomos en una sartén y cubrimos con aceite de oliva virgen extra.

Dejamos confitar a fuego muy suave (confitar significa cocer en aceite y la temperatura adecuada oscila entre los 60-65 grados), hasta que al abrir los lomos con un tenedor veamos que están hechos en el interior. Es conveniente darles la vuelta a media cocción para que queden cocinados por ambos lados. Dependiendo del grosor del lomo del bacalao tardará más o menos, entre 20-30 minutos.


Sacamos el bacalao y lo desmenuzamos en un plato vigilando muy bien que quede limpio tanto de piel como de espinas.


Con una yema de huevo, unas gotas de zumo de limón, un pellizco de sal y el aceite de haber confitado el bacalao una vez frío hacemos una mayonesa que quede clarita.

Mezclamos la mayonesa con el bacalao desmenuzado.


Freímos los pimientitos picantes. Estos son recién cogidos de mi huerta pero hay que tener cuidado porque pican un montón!


Formamos las tostas colocando el bacalao sobre las rebanadas de pan tostado y por último los pimientos.

 A disfrutarlas!!!


2 comentarios: