miércoles, 5 de abril de 2017

Boquerones en escabeche de naranja


Los boquerones en escabeche de naranja es otro de los platos malagueños que hacían nuestras abuelas pero que poco a poco han ido cayendo en el olvido. Se trata de una receta de aprovechamiento en la que se reciclan boquerones que han sobrado de una fritura para hacerlos en un escabeche que podremos tomar unos días más tarde ya que necesita al menos 24 horas para que tomen todo el sabor.

Antiguamente solía hacerse con naranjas cachorreñas cuando estaban en época. Si queréis utilizarlas solo hay que sustituir la cáscara de la naranja por la de naranja cachorreña y el vinagre por el zumo de la misma.

Como ocurre en otras muchas recetas tradicionales encontramos algunas variantes como la inclusión de un par de hojas de laurel o granos de pimienta negra en el escabeche.

Personalmente este escabeche me encanta porque la naranja le da unos matices increíbles. También debe ser que soy una adicta al sabor de los cítricos en la cocina. Tal y como podéis ver en la foto, cuando lo voy a servir me encanta acompañarlo de unos gajos limpios de naranja. Esto hace que sea mucho más ligero y resfrescante este plato.

Así que ya sabéis, si os sobran algunos boquerones de una fritura no dudéis en "enjaretarlos" siguiendo esta antigua receta porque estoy segura que os va a encantar.


Ingredientes:

Boquerones abiertos fritos
3 dientes de ajo
2 rebanadas de pan
1 naranja
Azafrán en hebras
Sal
Aceite de oliva virgen extra
Vinagre de vino

Comenzamos esta receta con los boquerones abiertos y fritos. Es importante que sean de tamaño mediano o grande ya que soportarán mejor la maceración en el escabeche.


En una sartén con un poco de aceite de oliva freímos el pan y los dientes de ajo. 

En un mortero hacemos un "majaíllo" con el pan, los ajos, un par de tiras de piel de naranja (que no tenga la parte blanca ya que amarga), un buen pellizco de azafrán en hebras y sal.


Cuando el "majaíllo" esté bien hecho le incorporamos un "chorreón" generoso de aceite de oliva virgen extra y vinagre al gusto. Trabajamos bien la mezcla hasta obtener una pasta.


Ponemos los boquerones en una sartén y le incorporamos el "majaíllo" junto con un dedo de agua. Tras un pequeño hervor pasamos a colocarlos en el recipiente donde los vayamos a conservar.


Cuando estén fríos los guardamos en el frigorífico y dejamos al menos un día en el escabeche antes de servirlos para que tomen bien todos los sabores.


2 comentarios:

  1. No conocía este escabeche, pero seguro que lo voy a probar pues soy un incondicional de todo tipo de escabeches y éste tiene muy buena pinta.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias! Ya me contarás cuando lo pruebes. Un beso!

      Eliminar