viernes, 2 de septiembre de 2016

Sopa de almendras y rape


La sopa de almendras y colitas de rape es típica de La Caleta de Vélez, uno de los pueblos malagueños con más tradición pesquera de la provincia. Resulta curioso el nexo de este plato con otro muy conocido en la Axarquía malagueña, nuestro querido y afamado ajoblanco que en este caso será el encargado de darle cuerpo y sabor a esta sopa marinera.

Os voy a explicar paso a paso cómo se hace tal y cómo me han explicado varias buenas cocineras de La Caleta de Vélez. La única modificación que le he hecho ha sido utilizar como base un caldo que he hecho con las cabezas de los rapes en lugar de utilizar agua. También le incorporé al final un puñadito de gambas pero eso me lo dejaban a mi elección ya que lo habitual era tomarla solo con el rape aunque en días de fiesta se le podía incorporar unas gambitas o incluso unas almejas.




Ingredientes:

2 rapes pequeños
Un puñadito de gambas
Un trozo de miga de pan
1 diente de ajo
Un puñadito de almendras crudas y peladas
Aceite de oliva virgen extra
Sal
Pan cateto "asentao"
1 limón
1 hoja de laurel

Comenzamos elaborando el caldo de rape. Para ello ponemos las cabezas a hervir con un pellizco de sal y una hoja de laurel. Según hierve vamos desespumando para quitarle las impurezas. Tras 20 minutos podemos retirarlo del fuego.


Preparamos la miga de pan junto con el diente de ajo y las almendras. Los colocamos en un mortero y hacemos un "majaíllo" incorporándole un poco de agua, un pellizco de sal y un "chorreón" de aceite de oliva. 


Limpiamos las colitas de los rapes quitándoles la telilla que las recubre y las espinas con la ayuda de unas tijeras de cocina. Cuánto más limpios queden mucho mejor será el resultado de nuestro plato.


Cortamos las colitas y reservamos.


Tras trabajar nuestro "majaíllo" debe quedar como el de la imagen, una crema espesa que después añadiremos a nuestra sopa.


Colamos el caldo base que hicimos con las cabezas de los rapes para que asegurarnos de que está bien limpio. Llevamos al fuego y cuando comience a hervir incorporamos las colitas de rape.


Seguidamente añadimos el "majao".


Tras unos minutos de hervor, cuando el rape esté hecho agregamos las gambitas peladas y apagamos el fuego para que se hagan con el calor residual.

Probamos para rectificar de sal en caso necesario.


Servimos bien caliente colocándole unas rebanadas de pan cateto por encima y añadiéndole un buen "chorreón" de zumo de limón. 

Espero que la hagáis y me contéis!!! 


4 comentarios: