lunes, 30 de enero de 2017

Rosada a la plancha


La rosada a la plancha es una forma ideal de consumir este rico pescado aunque a veces cuando la hacemos no queda igual que en los bares donde utilizan planchas profesionales. En casa suele quedar seca porque pierde el agua al cocinarla. Otro problema es que se pega y al darle la vuelta se nos rompe. En definitiva, nunca suele quedar como nos gustaría.

Como algunos amigos me han pedido mi receta os he preparado el paso a paso. Es más sencillo de lo que os podéis imaginar pero ya veréis lo bien hecha y jugosa que queda. Los trucos que os doy los podéis aplicar a cualquier pescado que queráis hacer a la plancha. Todos quedan perfectos, incluso las sardinas.

Ingredientes:

1 rosada (fresca o congelada)
2 dientes de ajo
Una ramita de perejil
1 limón
Aceite de oliva virgen extra
Sal (yo utilizo sal marina en escamas)

Comenzamos cortado la rosada. La secamos bien con un paño y la colocamos en un plato con papel de cocina.

Es importante que el pescado esté bien seco sobre todo si es congelado.


Cubrimos con más papel de cocina y dejamos un ratito.


Cogemos papel de hornear y lo cortamos al tamaño de la plancha o sartén donde vayamos a cocinar la rosada,

Lo pintamos con unas gotas de aceite de oliva y ponemos a calentar.


Cuando esté bien caliente colocamos la rosada. No os preocupéis porque este papel resiste mucho al calor. Puede soportar hasta 220 grados de temperatura. 

No debemos tocar la rosada mientras se hace. Dejadla quieta hasta que esté tostada. Le damos la vuelta.


Dejamos que se haga por la otra parte. Como veis en la imagen no suelta nada de agua.


Picamos muy finamente el ajo y el perejil. Le añadimos un chorreón generoso de aceite de oliva virgen extra y zumo de limón. Batimos para que se haga una vinagreta.

Cuando esté lista la rosada la emplatamos. Sazonamos y cubrimos con la vinagreta al gusto.

A mi me gusta acompañarla de cogollos porque con la vinagreta están buenísimos aunque si lo preferís, con unas patatas fritas también es un plato muy rico.

Espero que lo hagáis y me contéis!!! 


7 comentarios:

  1. El truco del papel de hornear me parece muy bueno. Lo utilizaré la próxima vez.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!!! Ya verás lo bien que queda ;) Un beso!

      Eliminar
  2. Probare lo del papel del horno. No lo sabia y si asi no sale agua mejor, porque saldrá mas rica. Gracias por los trucos!

    ResponderEliminar
  3. Gracias Esperanza, desde mi punto de vista es la mejor manera de hacer el pescado a la plancha en casa. Ya me contarás. Un beso!

    ResponderEliminar
  4. Ana en primer lugar saludarte ya que soy seguidor tuyo desde hace un mes o asi,y he descubierto un magnifico trabajo en este blog...
    Centrandome en la receta de la rosada a la plancha,dices que el papel lo usas con los demas pescados...y aqui viene mi pregunta ( aun soy un principiante en la cocina ) con lubina ,rosadas...es decir pescado enteros tambien es recomendable?
    Las sardinas entiendo que si....y siempre veo que la sal se la añades al final...una vez hechas...esto supongo que tambien ayudara a que el pescado se reseque menos.
    otra pregunta es si siempre lo secas en papel de cocina sea cual sea el pescado o solo la rosada.
    bueno gracias de antemano..y seguimos por aqui.
    un saludo
    Jose Garcia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jose, gracias por ser seguidor de mi blog. Con esta técnica puedes hacer todos los pescados y quedan perfectos. Todos los pescados es recomendable secarlos para que no suelten agua y tal y cómo dices, la sal al final a no ser que sean sardinas ya que en ese caso me gusta ponerles la sal antes de hacerlas para que queden parecidas a los espetos. Un beso!

      Eliminar
  5. EL PESCADO NO SE PEGA EN LA PLANCHA SI ESPOLVOREAMOS LA PLANCHA CON HARINA, EL RESULTADO ES PERFECTO.

    ResponderEliminar