viernes, 3 de octubre de 2014

Torta de naranja


Esta receta es otra de las que he rescatado de los cuadernos de la abuela. Se trata de una torta de naranja  con los sabores de los dulces tradicionales, como las antiguas bizcochadas pero con un gran sabor a naranja y aceite de oliva. Realmente es sorprendente lo buena que está y podemos hacerla con ingredientes que siempre solemos tener por la cocina.


Ingredientes:

2 huevos
1 taza de aceite de oliva
1 taza de azúcar
1 taza de leche
2 tazas de harina
el zumo de dos naranjas
canela molida al gusto
1 sobrecito de levadura Royal

En un recipiente amplio ponemos los huevos, el aceite, la leche y el azúcar. Batimos hasta que la mezcla quede homogénea.


Añadimos el zumo de naranja y la harina tamizada junto con la levadura y la canela. Mezclamos bien todo el conjunto y lo ponemos en un molde para hornear.

Si queréis que tenga un sabor más intenso a naranja se le puede añadir un poco de cáscara rallada siempre teniendo la precaución de que no caiga la parte blanca.


Precalentamos el horno a 180º y metemos el molde.


Como siempre os suelo decir, el tiempo de horneado depende del horno. La dejamos hasta que suba y la parte superior tome un bonito color dorado. Aproximadamente tarda unos 35 minutos.

Es importante no abrir la puerta del horno durante los primeros 15 minutos.


Una vez hecha, comprobamos que está perfectamente cocida clavándole un palillo de brocheta. Si sale limpio es que ya está perfecta.  Esperamos a que se enfríe, desmoldamos y la servimos.

Podemos acompañarla con lo que más nos guste (chocolate, crema pastelera, nata…)

 Como propuesta os dejo la que yo hago cubriéndola con una mermelada casera de higos y almendras tostadas. 


4 comentarios: